La provincia de Málaga está formada por 103 pueblos repartidos en 9 comarcas de gran riqueza histórica, artística y cultural, con multitud de fiestas y tradiciones que os acercamos en la mayor medida a través de nuestras fotografías y vivencias, todo ello en continua actualización. Bienvenidos a Málaga. Esperamos que disfrutéis.

13 de julio de 2012

MONDA


Monda se encuentra a 377 metros de altitud al pie de una fortaleza desde la que se domina toda la Hoya de Málaga. Sus buenas comunicaciones con la Costa del Sol permiten un acceso rápido a Málaga, a tan sólo cuarenta minutos, o a Marbella, a quince minutos.



De los encantos del núcleo urbano destaca la Iglesia de Monda fechada en el año 1505. Su estado actual es fruto de la restauración que se hizo en el año 1605 para afianzar sus razgos mudéjares.



También sobresale el Castillo de la Villeta situado sobre el pueblo. Se remonta al paso de los íberos por estas tierras, aunque fueron los árabes quienes reconstruyeron la fortaleza original.



No olvidar tampoco los encantos del pueblo en sí con sus casas elebadas y sus calles empedradas. No en vano, ha sido declarado como Paisaje Pintoresco. Los ejes generadores del pueblo son la Plaza y el paseo de la Villa.






Lugares de Interés


Altar-Calvario


Monumento religioso del siglo XVIII, se eleva sobre una era que lleva su nombre, como última estación de un Vía Crucis. Ejemplo de arquitectura dieciochesca malagueña de ladrillo encalado, una hornacina central se constituye como elemento principal.



Castillo de la Villeta

 



 

Sus orígenes se remontan a los íberos. A finales del S. IX, cuando la península era dominada por los árabes, Omar Ben Hafsun, reconstruye para su defensa el castillo de Al Mundat, cuyos vestigios aún perduran hoy.


Iglesia de Santiago Apostol

 



Construida en el siglo XVI, aunque en el XVIII sufrió muchas reformas. El interior consta de tres naves y en la Epístola hay que fijarse en el artesanado que tiene y la exuberante decoración de su bóveda de gajos

 

Calzada romana y puente del arroyo de la Teja

 


Restos de la calzada romana que unía Monda con Cártama. En ella se pueden diferenciar tres zonas: la primera y la más cercana al pueblo es la que conserva el trazado de su época romana; en la segunda, muy bien conservada.

 

Fuente Lavadero de la Jaula



Lavadero público techado y abierto al exterior mediante arcos al que vierte el agua remanente de la fuente.Esta fuente data del s. XVI, aunque reconstruida en 1868. Con una gran cruz de mármol en su fachada conserva su morfología original. 






Un paseo por Monda



































































 





Fiestas


Día de La Sopa Mondeña

Su fiesta principal es el Día de la Sopa Mondeña. Este día,  Monda se llena de visitantes para poder ver como se hace esta sopa y luego degustala. Todo el evento se organiza entorno a la plaza de la Iglesia.


La sopa mondeña está ligada a las labores del campo y a los carboneros que salían desde Monda para trabajar el carbón en Córdoba. "Yo he sido carbonero y recuerdo que en las peores épocas comíamos sopa por la mañana y por la tarde, solamente", explica José García.

 
El dornillo. La tradición agrícola y minera también ha unido un utensilio muy particular a la preparación de la sopa mondeña: el ´dornillo´.


De la ´teta de un chaparro´ se extrae un recipiente con la forma de un perol, el más grande de Monda tiene 1,5 metros de diámetro y es propiedad del Ayuntamiento; con él se da de comer a todos los que acuden a Monda en este día, desde el primer año.


El ´dornillo´ forma parte de muchos hogares de Monda y sus habitantes lo sacan en cada rincón del pueblo para unirse a la fiesta. "Llevamos haciendo la sopa toda la vida, pero estos días salimos a la calle para invitar a los amigos que vienen de fuera", destaca Juan Tapia, que mantiene uno de los primeros recuerdos de la Sopa Mondeña.


La elaboración de la sopa mondeña lleva el ritmo pausado propio del campo, para conseguir el sabor de siempre. "Llevamos aquí trabajando desde las 11 de la mañana.


Pero empezamos a migar el pan el jueves pasado", explica Cristobal Villalobos, representante de la Comisión de Fiestas del Ayuntamiento de Monda, y uno de los cocineros. Uno de los ingredientes fundamentales son los 150 kilos de pan cateto, "que tiene que ser de unos 5 días para que esté duro y se pueda cortar con una navaja", añade.

Antes del pan se ha hecho el sofrito con 50 kilos de ajo, 70 kilos de habas y otros tantos de pimiento. También se añade el ´tomate de culo´, una variedad que se cuelga y se mantiene todo el año.
 

"Después se hace el caldo con el tomate de culo, típico de la sierra, para cocer los 10.000 huevos y echárselo todo al pan" dice José García, el cocinero con más experiencia. "Llevo haciendo la sopa mondeña desde el primer año, hace ya 14, pero la he comido desde antes de que me salieran los dientes", comenta.









 










































 











LOCALIZACIÓN




Ver mapa más grande

EL TIEMPO

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada